¿Sabías que el primer elevalunas de coche se introdujo en 1940 en el Packard Super Eight? Así es, este elemento tan imprescindible cumple 82 años, y sirve para ofrecer una mayor protección a los pasajeros contra la intemperie al mover la ventanilla de vidrio hacia arriba o hacia abajo.

Los equipamientos más actuales también ofrecen un sistema de pulsación automático y con sensores que cierran la ventanilla al detectar lluvia o al activarse el climatizador. El problema de esto es que cuanto más nuevo y moderno es el sistema más averías puede acarrear.

Desde Talleres AGM queremos contarte algunos de los problemas o averías más frecuentes de los elevalunas que solemos encontrarnos en nuestro taller en Albacete para que puedas detectar cualquier posible fallo rápidamente y acudir a nuestros profesionales para que puedan encargarse de la reparación de este elemento de tu vehículo.

Fallos frecuentes en el elevalunas del coche

Seguramente, la época en la que más necesitas el elevalunas es el verano por ciertos motivos: aire fresco en el interior del automóvil o necesidad de encender el aire acondicionado. Sin embargo, si el elevalunas está estropeado hay ciertas situaciones que no se pueden evitar y eso va a hacer que la comodidad no sea la esperada.

Antes de comenzar a explicar los fallos debes saber que al ser un sistema eléctrico la probabilidad de avería en época de calor es mucho mayor, ya que los elementos metálicos se pueden fundir.

Fallo en alguna pieza

Este dispositivo eléctrico está formado por un motor y un mecanismo, por lo que lo más probable es que se encuentre en alguno de sus elementos, por ejemplo, el cable de acero o la grapa de este. También puede que no funcione bien el interruptor, pero en este caso puedes quitar la carcasa y accionar el mecanismo de alguna forma.

Si ocurre de algo de todo lo mencionado, lo más habitual es que al final tengas que cambiar la pieza por otra para que el funcionamiento sea el correcto. Eso sí, ten en cuenta que si la causa viene por el cable de acero o la grapa es necesario que cambies ambas.

Elevalunas

Suciedad o humedad en sus componentes

Como en muchos de los componentes electrónicos, la humedad o la suciedad acumulada pueden causar algún problema que se detecta al bajar las ventanillas del coche. Lo importante es que revises las juntas para mantenerlas limpias, ya que los sellos de las ventanillas protegen de la humedad y la lluvia.

Avería en los fusibles

Uno de los problemas más sencillos que puedes solucionar es el que se halla en los fusibles, que son pequeñas piezas que protegen los sistemas eléctricos del automóvil. A veces se pueden dañar o quemar y eso repercute en el paso de la corriente y, por ende, en el funcionamiento del elevalunas eléctrico.

Lo más habitual es que la caja de fusibles se encuentre debajo del volante o en cualquiera de los laterales, todo depende del modelo. Entonces, debes leer el manual del mismo para encontrarlo y así sustituirlo por uno nuevo para que la ventanilla estropeada recupere el movimiento.

Ruido en el motor o claqueteo en la ventanilla

Puedes saber que hay otro problema cuando al encender el mecanismo escuches un ruido en el motor o un claqueteo en alguna de las ventanillas. Por algún motivo, el motor no produce la fuerza necesaria, los carriles están atascados o se ha desplazado a causa de algún impacto en el dispositivo de adherencia al cristal. En este caso, lo más recomendable es que acudas a un taller mecánico para que reparen esta avería del elevalunas eléctrico.

En definitiva, seguramente no te des cuenta de la comodidad del elevalunas de coche hasta que comienzan a traer problemas. Ten en cuenta estos fallos por si alguna vez los detectas, ya que es importante que procedas a su reparación repares, por ejemplo en Talleres AGM, tu taller mecánico de confianza en Albacete.

¡Acuérdate de todo esto para una mayor comodidad!

0

Start typing and press Enter to search

Turbocompresor de un cocheSistema de suspensión de coches en Albacete