Las luces intermitentes, o de dirección son un elemento esencial para la seguridad vial, ya que muestran tus intenciones en carretera a otros conductores. Sin embargo, como cualquier sistema eléctrico, pueden fallar. A continuación, exploramos los problemas más comunes que pueden afectar las luces intermitentes de tu coche y cómo solucionarlos en tu taller mecánico de confianza en Talleres AGM.

Bombilla fundida

La causa más común de fallo en las luces intermitentes es una bombilla fundida. Con el tiempo, las bombillas pueden quemarse debido al uso constante y a las vibraciones del coche. Cuando notes que la luz intermitente no se enciende o que parpadea más rápido de lo normal en el tablero debes proceder al cambio de bombilla

Tu mismo podrás reemplazar la bombilla fundida. Deberás consultar el manual del coche para saber el tipo de bombilla necesaria y cómo hacerlo. Generalmente, es un proceso sencillo que implica abrir el compartimento de la luz, quitar la bombilla vieja y poner la nueva. Aunque nuestra recomendación, a no ser que seas un experto manitas con sobradas destrezas para este tipo de acciones, es que acudas a Talleres AGM donde podemos hacerlo por ti.

Fusible quemado

Los sistemas eléctricos del coche están protegidos por fusibles. Si uno de estos fusibles se quema, puede causar que las luces intermitentes dejen de funcionar. Lo notarás cuando ninguna de las luces intermitentes funciona aunque también porque otros componentes eléctricos también pueden verse afectados.

Revisa el manual del coche para localizar la caja de fusibles. Inspecciona el fusible correspondiente y reemplázalo si está quemado. Asegúrate de utilizar un fusible con la misma capacidad (amperaje). O bien, ponte en manos de los especialistas de Talleres AGM donde revisaremos los fusibles y los sustituiremos de manera rápida y eficaz, en su caso.

Relé de intermitencia defectuoso

El relé de intermitencia es un pequeño dispositivo que controla el parpadeo de las luces intermitentes. Si falla, las luces pueden dejar de parpadear correctamente o no parpadear en absoluto quedándose encendidas continuamente. Lo notarás si las luces parpadean de forma errática. Para solucionarlo habrá que trabajar sobre el relé de intermitencia que suele encontrarse en la caja de fusibles o en el tablero de instrumentos, reemplazándolo si está defectuoso.

Problemas de conexión

Las conexiones eléctricas pueden aflojarse o corroerse con el tiempo, lo que puede interrumpir el funcionamiento de las luces intermitentes. Las luces intermitentes funcionan de manera atropellada o bien no se encienden en absoluto. Será necesario inspeccionar las conexiones de las luces intermitentes, buscando cables sueltos o signos de corrosión. Limpiaremos las conexiones y las aseguraremos correctamente. En algunos casos, puede ser necesario reemplazar los cables o los conectores dañados.

Interruptor de intermitencia defectuoso

El interruptor de intermitencia, ubicado en la columna de dirección, puede desgastarse con el tiempo y causar fallos en las luces intermitentes. Por ejemplo que las luces intermitentes no se activen cuando se usa el interruptor. El interruptor se note flojo o no haga clic correctamente. En estos casos habrá que reemplazar el interruptor de intermitencia desmontando parte de la columna de dirección para lo cual habrá que recurrir al trabajo de los profesionales de un taller mecánico como Talleres AGM.

Problemas en el sistema eléctrico del vehículo

En algunos casos, los problemas con las luces intermitentes pueden ser causados por fallos en el sistema eléctrico del coche, como una batería débil o un alternador defectuoso. Las luces intermitentes funcionarán de manera inconsistente.  Si sospechas que el problema es más amplio que solo las luces intermitentes, es importante realizar una revisión completa del sistema eléctrico del coche. Un mecánico profesional puede diagnosticar y reparar estos problemas.

Los intermitentes, un elemento vital para la conducción

Las luces intermitentes son un componente vital para la seguridad en la conducción, y su correcto funcionamiento es esencial. Desde bombillas fundidas hasta problemas en el sistema eléctrico, hay varias razones por las que estas luces pueden fallar. Con un poco de conocimiento y las herramientas adecuadas, muchos de estos problemas pueden solucionarse fácilmente. Sin embargo, si no estás seguro de cómo proceder, no dudes en consultar a un mecánico profesional para mantener tu coche en óptimas condiciones y garantizar tu seguridad en la carretera.

Ven a Talleres AGM y ponte en nuestras manos para solucionar los problemas de intermitentes en Albacete.

Start typing and press Enter to search

Vida útil de un coche