Después de un largo periodo de inactividad, todos necesitamos un margen de adecuación y readaptación a la normalidad. A tu automóvil le sucede igual. Por eso resulta fundamental que tengas en cuenta ciertos cuidados antes de poner el coche en marcha tras el confinamiento.

Desde Talleres AGM queremos trasladarte qué precauciones, revisiones y medidas debes adoptar para evitarte desagradables sorpresas automovilísticas al utilizar nuevamente tu vehículo.

1. Echa un vistazo alrededor de tu coche

Lo primero que debes hacer es una inspección ocular a fondo de su estado. Rodéalo varias veces y agáchate para verificar que no hay manchas bajo el coche. Sí las hay, recuerda que ya te contamos con que tipo de manchas debes acudir rápidamente a tu taller mecánico de confianza en Albacete.

2.Comprueba las ruedas

Asimismo, comprueba el estado de las ruedas para asegurarte de que no se han deshinchado. Tras comprobar su estado general y su apariencia, presta atención al capó: ábrelo y verifica que no existen posibles fugas de fluidos. El aceite, el refrigerante o el combustible han de estar en sus niveles adecuados. En caso contrario, rellénalos antes de ponerte en marcha.

3. Vigila el estado de la batería

Un aspecto crítico, que suele generar fallos tras la inactividad, es el estado de la batería, ya que ha podido descargarse. Lo más importante es que antes de activar el contacto para arrancar, apagues todos los sistemas eléctricos: climatización, luces exteriores e interiores, equipos de sonido, etc. Toma la precaución, además, de poner tu auto en marcha pisando el embrague a fondo para reducir el desgaste de los engranajes del cambio.

¿Recuerdas cómo empezaste a hacer deporte por primera vez tras el confinamiento? Poco a poco, no se te ocurrió comenzar por un esprint. Pues es lo que necesita tu coche, tenlo presente.

Es muy importante, además, mantener el vehículo así durante uno o dos minutos. De este modo el motor, tras el parón, tendrá tiempo suficiente para lubricarse y no le exigirás un sobreesfuerzo innecesario. Mantener el motor al ralentí o en punto muerto ese tiempo ayuda a que el motor y el cambio ganen temperatura hasta alcanzar las condiciones necesarias para la circulación. Aprovecha este momento para accionar los pedales del embrague y el freno, activando de esta manera sus sistemas hidráulicos.

4. Vuelve a realizar un chequeo visual general

Una buena opción es bajar del automóvil y volver a chequear visualmente su estado, especialmente la aparición de nuevas fugas en las zonas que previamente ya habíamos validado. Comprueba también el estado de las luces, incluidas las del freno, y haz una limpieza de los cristales, las ópticas y los espejos para que puedas moverte con total seguridad. Por supuesto, según tus circunstancias, no está de más practicar una desinfección profunda para prevenir la difusión del coronavirus.

5. Conecta el sistema de climatización

No olvides, tampoco, conectar el sistema de climatización para favorecer que circule el gas por el circuito y esté en mejores condiciones de uso. Lo primero que debes hacer cuando empieces a rodar es dirigirte a un taller o una estación de servicio para chequear, con precisión, la presión de tus neumáticos. Aunque aparentemente te haya parecido que están bien, es muy frecuente que hayan perdido fuelle, al menos alguno de ellos. Si notas una pequeña vibración o ruido al circular, es una indicación de que las ruedas te reclaman aire adicional.

Algunos expertos recomiendan mantenerlas a la máxima presión durante los primeros días de circulación y, después, vaciarlas ligeramente para mantenerlas a la presión recomendada por el fabricante.

6. Cómo debe ser el primer trayecto tras el confinamiento

Según aconsejan los expertos, el primer trayecto tras este periodo de inactividad no debería bajar de los 45 minutos. Es la forma de que todos los dispositivos y equipos adquieran la temperatura y el tono necesarios para recuperar su operatividad plenamente.

En cualquier caso, sé prudente. Evita los recorridos y las condiciones complicadas de circulación hasta que tengas la absoluta certeza de que tu auto funciona correctamente.

Con estos cuidados del coche, poner el coche en marcha y regresar a la circulación tras el confinamiento será totalmente satisfactoria.

En cualquier caso, si has observado alguna anomalía o sospechas de que algo no va bien después de que tu coche haya estado parado durante el largo periodo, te recomendamos que visites nuestro taller mecánico en Albacete, para que podamos realizar una revisión en profundidad que garantice tu seguridad al volante y la de tus acompañantes.

0

Start typing and press Enter to search

Consejos de mantenimiento para coches parados por el coronavirus