La rótula de dirección es clave para que nuestro automóvil funcione de manera óptima y con total seguridad, tanto para nosotros como para nuestros acompañantes. Para muchos, se trata de una pieza un tanto desconocida, pero su importancia es tal que tenerla dañada puede causar verdaderos estragos. Desde Talleres AGM, tu taller mecánico de confianza en Albacete queremos hablarte de esta parte del vehículo y explicarte qué es, detallar cuál es la función de la rótula de dirección y mencionar los tipos de rótulas que existen para nuestro coche. ¿Nos acompañas?

¿Qué es la rótula de dirección?

Empecemos desde el principio. Esta pieza es la responsable de que la transmisión de potencia sea correcta en el sistema de dirección. Para ello, se encarga de conectar la mangueta del eje y la junta axial.

Esta pieza forma parte de las partes que hacen posible que el vehículo gire, es decir, que actúan sobre las ruedas para que estas puedan moverse a la izquierda y a la derecha. Claro, la rótula varía dependiendo del tipo de sistema de dirección que tenga el coche. Por ejemplo, en aquellos en los que hay caja de dirección, hay rótulas interiores y exteriores. Es un sistema prácticamente en desuso, por lo que no es común que tu coche lo tenga; y en los de sistema de cremallera y piñón, hay exteriores, algo mucho más usual.

Precisamente, de ahí que tenga tanta importancia la rótula de dirección. Es clave para que el coche funcione y gire correctamente. Por eso, debemos siempre mantenerla en perfecto estado para evitar males mayores. Cualquier desgaste puede conllevar un accidente de coche, ya sea porque las ruedas se hayan dañado o porque el volante no gire bien.

¿De qué se encarga?

Básicamente, se encarga de:

  • Transmitir la fuerza a las articulaciones de la dirección.
  • Facilita y permite el giro del coche.
  • El sistema de dirección se articula sobre esta pieza.

Hay dos tipos de rótulas de dirección, las cuales se basan en el tipo de mecanismos con el que funciona la dirección:

  • Rótulas exteriores: se usan en los sistemas de piñón y cremallera, es decir, los más comunes que hay en el mercado.
  • Rótulas interiores y exteriores: están en modelos con un sistema de caja de dirección.

¿Cómo saber si la rótula está en mal estado?

Pero ¿cómo saber si la rótula está en mal estado? No es sencillo verlo a menos que vayamos a un especialista como Talleres AGM y realice una revisión a conciencia de nuestro coche. Aun así, hay ciertas formas de suponer que algo anda mal.

  • Ruidos en la parte delantera: se trata de ruidos metálicos y secos durante la expansión, como la compresión del sistema de suspensión. Este ruido será más importante cuando el coche pase un badén, por ejemplo, o caiga en un bache.
  • Imprecisión en la dirección del coche y vibración a la hora de manipularla.
  • Ruido metálico cuando giramos el volante.
  • Un desgaste prematuro y constante de los neumáticos.

Estos síntomas se derivan de algunos factores importantes:

  • Amortiguadores defectuosos o gastados: no hay que estirar su vida útil y sí cambiarlos cuando llega el momento. Un amortiguador es parte del triángulo de seguridad del coche.
  • Los años y los kilómetros: ambos factores impactan negativamente, y no solo en esta, sino en cualquier pieza del coche.
  • El clima: los agentes meteorológicos también pueden afectar. Por ejemplo, si hace mucho frío o calor, hay mayor desgaste de las rótulas.
  • Uso del vehículo: cómo lo conduzcamos, la cantidad de cosas que llevemos dentro, etc.
  • Conducir por caminos no asfaltados o en mal estado.

La rótula de dirección es crucial en un coche. Realizar un buen mantenimiento de la pieza es garantía de seguridad, ya que evitará problemas, sobre todo en el giro de las ruedas. Conoce bien cómo puedes revisarla y viaja con tranquilidad. En Talleres AGM te ayudamos a ello.

0

Start typing and press Enter to search