Cuando el calor aprieta es habitual que surjan nuevas averías en nuestro coche. Pero ¿a qué se debe que con el aumento de las temperaturas crezcan los fallos en los vehículos? Y ¿cuáles son los principales elementos que fallan al subir las temperaturas? Si te has hecho estas preguntas alguna vez, sigue leyendo, ya que en este artículo del blog de Talleres AGM vamos a analizar cuáles son los principales motivos por los que sucede esto y qué elementos o componentes son los que más afectados se ven.

¿Por qué aumentan los fallos en verano?

No es de extrañar que el mensaje de revisar el coche antes de hacer un viaje largo en verano sea constante año tras año. Y es que, por estas fechas veraniegas, es cuando más fallos producen los coches, además de una de las épocas del año en que más viajamos y nos ponemos frente al volante. Esto se debe, principalmente, a que las altas temperaturas afectan al deterioro de algunas partes mecánicas y electrónicas de nuestro vehículo.

Además, debido al calor, es normal que algunos elementos se dilaten y hagan más fricción, generando así un desgaste mayor. En aquellos vehículos en los que no hay un buen mantenimiento, esto puede producir graves consecuencias. Por lo tanto, aunque no están provocadas por el calor propiamente, sí que es el causante de la aparición más temprana de estos signos del desgaste.

Principales elementos que se averían en verano

Como mencionamos en la introducción, existen algunos elementos que son más propensos a fallar en verano. A continuación, hacemos un listado de los más comunes.

Problemas con el circuito del aire acondicionado

Una de las averías más frecuentes en verano suele estar relacionada con algún componente del circuito de aire acondicionado. El uso excesivo de este dispositivo, sumado a un mal mantenimiento, hace que puedan ser numerosas las posibles fallas del sistema de refrigeración.

La principal de todas es una fuga en el circuito, seguida por un fallo en el termostato, otro elemento propenso a estropearse en verano. En Talleres AGM ofrecemos el servicio de carga de aire acondicionado detectando posibles fugas de gas en el sistema, problemas eléctricos que generen el problema o suciedad o taponamiento en el filtro del habitáculo.

Batería y alimentación eléctrica

Otros de los aparatos que más problemas suelen dar en estas épocas calurosas son la batería y el alternador. El motivo por el que la batería suele causar inconvenientes es debido al uso continuo de elementos mientras el vehículo está parado y por los desplazamientos cortos y constantes.

Además, sumado a este contratiempo se encuentran los fallos en el alternador. Estos ocurren porque esta pieza, encargada de recargar la batería del coche mientras este circula, tiene que trabajar mucho más durante el verano.

Coche a altas temperaturas

El turbo

Cuidado con el turbo pues se trata de un accesorio bastante caro en caso de producirse una avería. Este elemento suele dar más fallos en verano, ya que debe trabajar recogiendo el aire del exterior para gestionarlo en los cilindros optimizando así su rendimiento. En verano deberá por tanto trabajar a unas temperaturas más altas que de costumbre. El problema viene cuando el circuito de lubricación empieza a fallar, pudiendo generar una avería mayor y  no deseada.

La parte electrónica

Los aparatos electrónicos que más sufren en verano son las centralitas, algo así como el cerebro del coche que centraliza toda la información del motor y controla el correcto funcionamiento de todos los componente. Cuando existen muy altas temperaturas, estos elementos suelen presentar defectos, sobre todo cuando están mal ventiladas o la temperatura exterior es alta.

Las escobillas del limpiaparabrisas

Unas de las piezas que todos los veranos sufren muchísimo son las escobillas del limparabrisas. Al casi no usarse, ser de plástico negro y estar expuestas de manera continua a las inclemencias del calor, suelen agrietarse y endurecerse. Emplearlas en mal estado puede provocar, no solo que se rompan, sino que se arañe bruscamente el cristal del vehículo. También pueden dañarse otros elementos externos del coche que puedan ser de plástico o de goma y cuya exposición al sol puede provocar su deterioro.

Recuerda revisar tu vehículo especialmente en verano

Estos son solo algunos de los principales elementos de los vehículos que más averías sufren debido a las altas temperaturas. Recuerda que un buen mantenimiento y la revisión del vehículo antes del verano puede prevenir muchos de estos fallos, especialmente si vas a salir a carretera. No pongas en riesgo tu seguridad ni la de los tuyos por no detectar a tiempo una posible avería que con las altas temperaturas puedan agravarse. Ven a tu taller de confianza en Albacete y ponte en nuestras manos.

0

Start typing and press Enter to search

Rótula de dirección